El parto: “Claves para vivirlo y afrontarlo”

Me he decidido a escribir este post debido a mi muy reciente maternidad y a las diversas conclusiones que he sacado respecto al parto. Ante todo, futuras mamás,  quiero que sepáis que este es un mensaje de tranquilidad. Personalmente el parto me daba mucho respeto (incluso miedo) pero mi experiencia fue fantástica y muy bonita. Muy lejos de las historias que sueles oír por ahí! Así que he creído oportuno compartir con vosotras  algunas de las cosas que a mi me han funcionado.
Veréis que algunas de mis conclusiones están muy relacionadas con el mundo del coaching (al cual me dedico). Por ello os animo a todas a probarlo, tanto para el embarazo, como para el parto y el post parto (muy necesario sobre todo en ésta última etapa. En mi próximo post hablaré de ello un poco más…).
Os dejo algunas claves para vivir y disfrutar de esta maravillosa experiencia que es tener un hijo. Espero que os sean de ayuda!
  1.  La actitud es fundamental. Para el buen desarrollo del parto es básico ir con una buena predisposición y sin miedo. Es muy importante afrontar el parto CONFIANDO en ti misma y en la capacidad de tu cuerpo para dar a luz (que, aunque quizás te parezca mentira, te garantizo que la tiene). La confianza en ti misma hará que tú puedas vivir el parto de una forma plena, controlada y sin sufrimiento.

  1. ¿Qué hacer si aparece el miedo? Es normal que el miedo aparezca en algunos momentos. Al fin y al cabo el parto es algo desconocido para las primerizas y nos enfrentamos a algo nuevo y lleno de mitos. Lo importante en este caso es ser conscientes de que tenemos miedo, verbalizarlo y auto-gestionarnos para que éste no tome las riendas de la situación. El miedo es el que nos hará perder el control…y eso nos puede llevar a entrar en pánico y vivir el parto con angustia.
  1. No hagas caso de los consejos. Aunque pueda parecer paradójico que os diga esto por el espíritu de este artículo (al cual por supuesto podéis aplicarle el cuento), la verdad es que no lo es. Está muy bien escuchar las experiencias de otras mujeres y saber qué les ha funcionado y qué no . Sin embargo, cada persona y cada parto es un mundo.  Es habitual, sobre todo cuando estás embarazada, que la gente te cuente su experiencia y te transmita sus propias creencias sobre el parto. Y esto muchas veces provoca que no te escuches ni a ti ni a tu cuerpo cuando llegua ese momento. Por lo tanto, mi “consejo” es que no te creas nada hasta que lo hayas experimentado por ti misma. Créeme, nadie mejor que tú sabrá en este momento lo que necesitas. Ten la mente abierta y puestos a coger consejos, hazlo sólo con aquellos que te aporten confianza y valor.

  1. Afronta tu nuevo papel como madre con seguridad. Como ya he dicho antes, este es un momento en el que todo el mundo opina (y a veces puedes hasta sentirte juzgada). No dejes que eso te afecte! Ten seguridad en ti misma y afronta este nuevo rol con seguridad. No pasa nada si no lo haces todo perfecto (es bueno darse una permiso para “fallar”). Es preferible equivocarse que actuar con intranquilidad e inseguridad. Lo importante es que lo que hagas, lo hagas con seguridad en ti misma, porque tu manera de vivirlo va a cambiar y mucho. Además, recordemos que los bebés son esponjas emocionales, asi que si tu estás tranquila, él también!