CÓMO VIVIR EL EMBARAZO DE UNA FORMA MÁS PLENA Y SERENA

(post para Casuaplay: http://emocionatebycasualplay.com/blog-casualplay/como-vivir-el-embarazo-de-una-forma-mas-plena-y-serena/)


El embarazo es una etapa muy bonita y también de muchos cambios a todos los niveles. Como madre, ¿cómo vives estos cambios? En ocasiones podemos vivir esta etapa con angustia, con incertidumbre, nos podemos sentir perdidas e incluso podemos dudar de nuestra capacidad para desempeñar nuestro nuevo papel como madre. Durante el embarazo pueden surgir miedos y dudas que sabotean este momento mágico impidiendo que lo vivamos de forma plena.
Por el contrario, también podemos vivir el embarazo disfrutando de la maternidad y apoyándonos en recursos y habilidades personales para afrontar el rol de ser madre con confianza y plenitud. Todas las madres tenemos una intuición única para con nuestro hijos y confiar en ella es el mejor regalo que podemos hacernos a nosotros mismas y a nuestros bebés.
¿De qué depende que yo viva mi embarazo de una forma u otra? Muy sencillo, de las CREENCIAS que yo tenga acerca del embarazo y la maternidad. Las creencias son aquellos significados que asimilo como verdades. Muchas veces las creencias son muy sutiles pero siempre están ahí y tienen un impacto muy importante en nuestra vida.
A modo de ejemplo, estas son algunas de las creencias más comunes sobre el embarazo que he detectado a lo largo de mi experiencia como coach:
- No estoy preparada para ser madre
- El bebé va a afectar a mi vida de pareja
- Cuando nazca el bebé voy a tener que parar mi carrera profesional
- Estar embarazada es un fastidio porque siempre estoy cansada
- El embarazo me va a estropear la figura. Ya no volveré a ser la misma.
- Nunca he cuidado de un niño y no voy a saber qué hacer
- Cuando nazca el bebé tendré que renunciar a mi tiempo libre
- Embarazada no soy atractiva para mi pareja.
- Me costará mucho recuperarme del embrazo.
- Un hijo desune a la pareja.
- Una madre ya no tiene tiempo para ella.
- Etc.
Lo cierto es que no importa tanto si estas creencias son verdad o no, lo verdaderamente importante es el impacto que las creencias tienen en nosotros y en nuestro bebé. Según lo que pienso, así voy a sentirme y así voy a actuar! Es decir, si yo pienso que no estoy preparada para ser madre, voy a vivir el embarazo desde esa perspectiva y voy a sentirme como si eso fuera cierto. Ese es el mecanismo de la creencia.
Así pues, se trata de cambiar tu creencia por otra que también sea verdad para ti y que en vez de limitarte, te potencie. Cada mujer deberá encontrar las suyas propias, sin embargo éstas pueden ser algunos ejemplos de creencias potenciadoras: “embarazada me siento muy femenina y exuberante”, “formar una familia es el proyecto más importante en la vida de una persona”, “la intuición de madre te enseña paso a paso lo que necesitas saber”, “un hijo refuerza la unión de la pareja”, etc…
Por lo tanto, la clave para vivir el embarazo de una forma plena es (i) ser conscientes de cuáles son mis creencias respecto al mismo: muchas veces no nos damos cuenta de que son creencias y lo confundimos con la única verdad; y (ii) identificar si dichas creencias me limitan o me potencian: como madre siempre puedo ELEGIR qué creencia me es más útil y desde dónde quiero enfocar mi futura maternidad.
Un embarazo es un acontecimiento único y especial en tu vida. Esta es la única vez que vas a estar embarazada de este hijo y tú puedes elegir cómo quieres vivirlo. Muchas veces te lanzas la aventura de ser madre y eso te hace mucha ilusión, pero ¿estás viviendo este proceso como realmente quieres? ¿quién quieres ser durante tu embarazo?